Cuenta la leyenda que un grupo de guerreros escoceses que dormían plácidamente estuvieron a punto de ser atacados por un grupo de Vikingos invasores y se salvaron gracias a que uno de los Vikingos salvajes pisó un cardo con sus pies descalzos, los gritos del pobre hombre dieron la alarma y los escoceses pudieron derrotar al enemigo con tiempo. Ante este fenómeno y como prueba de agradecimiento, la planta recibió el apodo de cardo guardián siendo adoptado como símbolo importante del Reino de Escocia.
En el mundo esotérico el cardo significa desquite, esta planta tiene la capacidad de restituir la memoria siendo muy útil en los rituales para los exámenes con solo tomarlo la noche anterior. El cardo en la botánica esotérica también, es conocida como bendita ya que es uno de los componentes mas importantes de muchos de los hechizos.
Antiguamente el cardo se recolectaba la tarde anterior al día de San Juan, las jóvenes del lugar recogían las flores del cardo y las dejaban por la noche a la intemperie, si florecía a la mañana siguiente se interpretaba como que la pareja elegida era correspondida por su amor y si no florecía es que la pareja elegida no era la adecuada y no seria correspondido su amor.