Joseph Murphy nos dice en su obra más conocida El poder de la mente subconsciente que hay dos tipos de personas: las magnéticas que están enfocadas en la fe y en la confianza y las no magnéticas que están basadas en los miedos y en las dudas.

El mayor secreto de la humanidad es el poder subconsciente. Es un poder que ya tenemos. Lo único que nos falta es aprender a utilizarlo. Esto es lo que nos cuenta en su obra: ¿Cómo utilizar el poder de la mente subconsciente?

Primeramente tienes que estudiarlo: saber de qué elementos se compone esta mente para luego poder usarlo y después debes pasar a la práctica, pasar a la acción. 

Nos habla de principios. El agua se compone y se crea mezclando un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno. De esta forma obtenemos agua siempre. Es un principio indiscutible. Otro principio probado es que la materia al ponerla en calor se expande porque los átomos se mueven con más velocidad y necesitan más espacio para moverse. De esta forma los objetos se dilatan.

Por último nos habla del último principio, el del subconsciente que funciona con la ley de la fe. El subconsciente es sugestionable. Hay dos opciones: o aceptas esa sugestión que proviene de cosas externas o no la aceptas y va a depender de que estés enfocado o no enfocado y de tus creencias. Murphy afirma que lo realmente importante y lo que deberíamos hacer es poner el foco en autosugestionarnos nosotros mismos, conscientemente. Trabajarlo nosotros mismos porque la mente subconsciente es muy sensible a la sugestión.

Después nos habla de la fe es una forma de pensar, cuando tú piensas con certeza que algo va a ocurrir tienes fe en que eso va a ser así. Te lo crees como que va a pasar. De ahí podemos distinguir entre fe positiva y fe negativa. Si puedo tener fe negativa y las cosas no me van bien porque estoy pensando negativamente. Entonces si pienso de forma positiva tendré más posibilidades de que las cosas pasen como yo quiero que sean.

Los procesos de curación

En el proceso de curación de determinadas enfermedades nos habla del poder de la fe y del subconsciente. La curación se compone de dos cosas: el órgano y el proceso. El órgano es el subconsciente y en el proceso entra a formar parte la manera en la que trabajemos nuestra fe. Si nuestra fe. En este caso, estamos hablando de fe positiva para conseguir esa curación. Si nuestra fe fuera negativa muchas menos posibilidades de sanar.

La palabra silenciosa

La parte subconsciente no descansa. Está trabajando las 24 horas. Es igual de real que una persona verbalice las palabras con sonido que las estés repitiendo mentalmente, interiormente en tu cabeza.

¿Cómo utilizar esto?

¿Cómo nos deshacemos de la oscuridad? Con luz, ¿Cómo nos deshacemos del frío? Con calor. Y ¿cómo nos deshacemos de los pensamientos negativos? Con  pensamientos positivos. Cuesta lo mismo pensar en negativo que en positivo. Lo único que tenemos que tener es conciencia de ello y trabajarlo, ponerle foco y practicarlo, entrenarlo. No vale con saberlo. Las cosas se aprenden cuando lo ponemos en acción.

Los tres peldaños del éxito

Si quieres hacer algo que realmente tenga éxito tiene que cumplir tres pasos. Tienes que buscar algo que te apasione. Una vez que lo elijes y sabes qué quieres hacer tienes que convertirte un experto en el tema, ya sea tomando cursos, buscando información, etc… Por último que tenga beneficios para la Humanidad. Cumples estos tres conceptos y tu éxito estará garantizado.