La imagen puede contener: una persona

HESTIA : DIOSA DEL FUEGO Y DEL HOGAR

Hestia, es la diosa del hogar y de la familia. Hija mayor de Cronos y Rea. Es símbolo de la perdurabilidad del hogar y jamás abandonó el Olimpo, aunque fue amada por Poseidón y por Apolo. Hestia, permaneció siendo siempre virgen. 
Estaba presente en el fuego de todas las casas y templos griegos. Hestia fue una diosa pacífica, nunca intervino en disputas ni guerras. En el Olimpo constituía el centro religioso de la casa de los dioses. 
Su hermano Zeus le concedió el don de conservar su pureza. Ser el objeto de culto de todas las casas de los hombres y de los templos, además de conservar su pureza. La primera ofrenda de todos los banquetes se hacía a Hestia.
En su cometido, Hestia, no podía tener ni ataduras ni pasiones, por lo que siempre rechazaba enérgicamente a todos sus pretendientes. Fue Zeus quien le ayudó a mantenerse pura y virgen.
Hestia, fue la primera en ser devorada por su padre Cronos, al nacer.
 Cuando Dionisio fue admitido en el Olimpo, Hestia le cedió su puesto en el consejo de los dioses, dedicándose completamente al cuidado del fuego sagrado del Olimpo.
Hestia es representada sentada o de pie, vestida, con un velo desde la cabeza que le cubre la espalda. Sosteniendo una llama en la vela derecha simbolizando el fuego del hogar. Y siempre con actitud sosegada y solemne. 

Su símbolo era el círculo.